Huevos rotos con jamón ibérico - Maridaje en Mondoré

¡Disfruta de unos buenos huevos rotos en Sant Antoni!

Los huevos rotos son uno de los platos más famosos de la cocina española. Por ello, no pueden faltar en un restaurante de tapas en Sant Antoni como Mondoré. Seguro que los has disfrutado en más de una ocasión, pero, ¿te has planteado cuál es el secreto de su receta? ¿Cuál es el origen de la genial combinación? ¡En este post te lo contamos!

Huevos rotos: huevos fritos, patatas y embutido

 
El punto de partida de la receta no puede ser más sencillo: sobre un nido de patatas fritas se sirven huevos fritos y se acompañan de piezas de embutido o un ahumado que también han pasado por la sartén. Una vez servido el plato llega el momento casi mágico de romper los huevos, dejar que las yemas se mezclen y unir los sabores.

Pero no todo es tan sencillo. Para hacer unos huevos rotos como los de nuestro restaurante de tapas en Sant Antoni hay que tener en cuenta varios puntos clave. El primero es la calidad de las patatas y su punto de fritura. ¡Unas patatas crudas, demasiado fritas o aceitosas echarán a perder el plato! El embutido utilizado también debe ser bueno (¡nosotros sólo usamos ibéricos!) y quedar jugoso, ya que si se fríe demasiado quedará seco y perderá la gracia. Y por supuesto, los huevos: los mejores a nuestro alcance y fritos en el punto exacto, con la yema cocinada pero líquida, aportando todo su sabor y jugosidad.

¿Cuál es el origen de los huevos rotos?

 

Vieja friendo huevos (Diego Velázquez, 1618)
Diego Velázquez en 1618 plasmó los huevos fritos como alimento popular

Los huevos rotos o estrellados tienen un largo recorrido en la cocina española, sobre todo a un nivel doméstico. Sus antecedentes podemos remontarlos hasta la Edad Media, pues en las casas humildes se cocinaban los huevos y se aprovechaban todas las carnes del cerdo para lograr una comida asequible pero con muchas calorías.

Otra referencia que muestra la tradición de este tipo de elaboraciones se encuentra en El Quijote de Miguel de Cervantes. Alonso Quijano tenía en su menú semanal los Duelos y quebrantos, un plato manchego que sigue cocinándose que consta de huevo revuelto, chorizo y tocino de cerdo. Aparece también en obras de Lope de Vega con la misma denominación, la cual hace referencia a que rompe con la abstinencia de la carne de cerdo de judíos y musulmanes.

En el siglo XIX el hispanista Richard Ford habla también de los huevos fritos con embutido como uno de los grandes manjares de la gastronomía española. Sin embargo, la forma actual de los huevos rotos en la restauración es más reciente y tiene poco más de 40 años. El impulsor fue Lucio Blázquez y su mítico local de Madrid Casa Lucio. Allí, desde 1975, sigue la receta de su abuela: el huevo que se rompe, se pone sobre patatas fritas. Gracias a su éxito, se ha popularizado este plato y ha pasado de ser una comida casi de emergencia en las casas a ser parte obligatoria en las cartas de los restaurantes de tapas.

¿Qué huevos rotos puedo pedir en Mondoré? ¿Con qué los tomo?

 

Huevos rotos en Mondoré - Restaurante de tapas en Sant Antoni
Cazuelita de huevos rotos con jamón ibérico

Actualmente, en Mondoré tenemos tres variedades de huevos rotos en carta. La primera es quizá la más clásica: huevos con patatas y chorizo ibérico. La segunda cambia el chorizo por jamón ibérico, cortado en finas lonchas y con un toque de escamas de sal y pimienta. Y la tercera es la propuesta más atrevida: los huevos fritos y las patatas se sirven con foie, aportando su sabor y untuosidad.

Todos nuestros huevos rotos se sirven en una cazuelita, en la cual se cortan y mezclan los ingredientes. Además, para acompañarlos, recomendamos su maridaje con nuestras cervezas artesanas. La cerveza es de las pocas bebidas que pueden saborearse con elaboraciones de huevos con yema líquida, ya que limpia la boca y abre las papilas gustativas. También es buena acompañante de embutidos, incluso de los más fuertes como el chorizo.

Sin embargo, no todas las cervezas son aptas para unos huevos rotos, puesto que pueden llevarse por delante los matices. Las mejores son las más suaves, como las Pale Ale o las Pilsner. Nosotros, por ello, elegiríamos la BrewDog Dead Pony o la Budejovicky Budvar como apuestas seguras para disfrutar cualquiera de nuestras cazuelitas de huevos rotos.

Si has llegado hasta aquí, ¡seguro que te ha entrado hambre! En nuestro restaurante de tapas en Sant Antoni podemos ayudarte, ¡te esperamos!

Contáctanos

C/Floridablanca, 3

08015 Barcelona (Spain)

T +34 934 260 456

ENVÍANOS UN MENSAJE



Quiero Recibir noticias de Mondoré

He leido y acepto el aviso legal

Optimizado por 021bcn