Sidra Magners en su vaso

Magners, una sidra irlandesa muy distinta a las demás

Hace un tiempo os hablamos de una sidra que nos encanta y sus posibilidades de maridaje. Se trataba de la sidra Magners y recomendábamos probarla junto a la torrija casera con helado de yogur, ya que es una bebida muy especial que ayuda a potenciar el dulce y muestra nuevos matices. Hoy queremos que conozcas mejor esta marca, el tipo de sidra al que pertenece, por qué es tan distinta a las demás… ¡y que te animes a pedirla en nuestro restaurante en Sant Antoni!

Bulmers en Irlanda, Magners en

el resto del mundo

 
Familia sidra Magners

La historia de esta sidra comienza en 1935 en la pequeña ciudad de Clonmel, County Tipperary, en el sureste de Irlanda. Allí instala su próspero negocio William Magner, que elabora sidra con un éxito inmediato. Tanto que en 1937 realiza una alianza comercial con la sidrería inglesa H.P. Bulmer and Co. para hacerse con los derechos de la marca Bulmers en Irlanda y embotellarse bajo ese nombre, para lo que cedió el 50% de la propiedad.

En 1946 H.P. Bulmer completa el 100% de la compra de Magners y la empresa irlandesa se convierte en Bulmers Ltd Clonmel. Sin embargo, en 1960 H.P. Bulmer lanza una sidra de pera que una empresa rival considera competencia desleal: los tribunales les dieron la razón y obligaron a H.P. Bulmer a vender a los demandantes la compañía de William Magner, manteniendo esta última la licencia irlandesa de Bulmers. En la actualidad es parte del conglomerado C&C Group, sigue embotellando su sidra bajo el nombre de Bulmers en Irlanda y desde el 2000 exporta su producto estrella a todo el mundo como Magners. Tenlo en cuenta puesto que, si encuentras una Bulmers, será la sidra inglesa y no la irlandesa.

¿Qué tipo de sidra es la Magners?

 
Logo Sidra Magners

Este punto es importante, ya que esta sidra irlandesa no tiene nada que ver con lo que muchos tienen en mente respecto a esta bebida. De hecho, hay quien piensa que se trata de una cerveza saborizada y no es raro encontrarla en la zona de cervezas de importación en muchas grandes superficies. Magners es una sidra achampanada, como es común en las elaboradas en Irlanda, Reino Unido o Francia, mientras que la producción asturiana y vasca es, mayoritariamente, “natural”.

Las sidras naturales por lo general tienen una fermentación espontánea, se dejan madurar en el tonel y se embotellan sin filtrar. Esto le da su color turbio y aromas tan característicos. Lo que hace tan distinta a la Magners es que el mosto de 17 tipos de manzana se fermenta con una levadura propia de Tipperary, la misma que se utiliza desde 1935 y que sólo ellos pueden utilizar. La maduración dura dos años y se realiza a oscuras y, una vez que la sidra está lista, se filtra repetidamente y se embotella.

¿Qué sabor tiene y con qué puedo tomarla?

 
Lo primero que destaca de la sidra Magners al servirse es su color: estamos ante una bebida dorada, algo que se destaca en el diseño de las etiquetas de los envases. Como es habitual en estas sidras, no crea apenas espuma, pero se nota bastante la burbuja al beberse. Al servirse comienza a aparecer la manzana y su olor está siempre muy presente. El sabor predominante es dulce, con muchos matices provenientes de las variedades de manzana utilizadas. Destaca que el dulzor no resulta en ningún momento artificial y que el toque de acidez es el justo para resultar una bebida de lo más equilibrada.

Maridaje de Magners con torrija en restaurante en Sant Antoni Mondoré

Por sus características, la sidra Magners puede disfrutarse sola y resulta tan refrescante como ligera. Al no tener el cuerpo de una cerveza se bebe muy fácilmente, ¡aunque no te olvides de que sigue siendo una bebida de 4,5º y que acostumbra a servirse en su botella de medio litro! Algo a destacar frente a la cerveza es que no tiene gluten y que es 100% natural, por lo que es una opción perfecta para celiacos.

Como ya hemos dicho, es una bebida que va perfecta con los postres, pero no sólo con ellos. También queda muy bien con los quesos, sobre todo el camembert, puesto que tiene el equilibrio justo de dulzor, acidez y frescura para compensar la grasa y potenciar el sabor. Debes tener en cuenta que no maridará bien con elaboraciones fuertes, con aquellas que utilicen salsas de tomate ni con picantes muy presentes, puesto que apagarán los matices y texturas de la sidra. Sin embargo, queda bien con pescados, pollo y embutidos.

Desde nuestro restaurante en Sant Antoni te proponemos probar la sidra Magners con el tataki de atún, que nosotros además acompañamos de manzana, por lo que encontrará buen compañero en esta bebida. También puedes maridarla con las alitas de pollo, la merluza fresca y la butifarra. Y, por supuesto, con algunos de los postres, especialmente la torrija casera. ¡No te quedes sin probarla!

Contáctanos

C/Floridablanca, 3

08015 Barcelona (Spain)

T +34 934 260 456

ENVÍANOS UN MENSAJE



Quiero Recibir noticias de Mondoré

He leido y acepto el aviso legal

Optimizado por 021bcn